El verdadero valor del medio

Nuestra hermosa carrera siempre nos deja lecciones. Una de las más importantes la recibí un domingo 28 de abril del 2013, hace poco más de 6 años, cuando trabajaba como reportero para RPP Noticias. Mi jornada de trabajo había empezado muy temprano, sin mayores novedades, mirando precios de verduras y frutas en el mercado del Trébol de Caquetá. En eso recibí la llamada de mi compañera en base: había recibido una llamada al Rotafono informando de la caída de un globo aerostático en Bujama, en el kilómetro 88 de la Panamericana Sur.

Mientras la móvil de la radio tomaba la carretera, me proyectaba a pensar lo que sucedería: llegaría a la playa, encontraría el globo en la orilla, conversaría con algún testigo y si tenía suerte, con el dueño del globo para saber qué había sucedido. ¡Cuán equivocado estaba!

https://rpp.pe/lima/actualidad/reportan-caida-de-globo-aerostatico-al-mar-al-sur-de-lima-noticia-589654

Llegando a Bujama lo primero que encontré fue: nada. No había rastros del globo, no había testigos, no había absolutamente nada. Eso llamó mucho mi atención y subí a una parte elevada desde donde podría tener una buena vista del mar. Nada. Junto a mi camarógrafo decidimos ir hasta una playa contigua para intentar encontrar algo. Tampoco sirvió. No había nada a la vista.

Para ese entonces ya habían llegado hasta la playa reporteros de otros medios, algunos curiosos y pensando en la cobertura multiplataforma nos habían enviado el fly away para hacer transmisión en vivo para RPP TV. Pasado el mediodía llegaron hasta la playa los familiares. Me acerqué a ellos para preguntarles si deseaban declarar, pero me dijeron que no. Respeté su decisión y decidí no insistir. Debe haber pasado una hora más hasta que una camioneta 4×4 se detuvo cerca de la orilla y bajaron 2 personas. “¿Quién es de RPP?”, preguntó. Me acerqué a ellos. Habían decidido declarar.

Lo que sucedió luego es algo que aún recuerdo impresionado. Fue uno de los familiares el que declaró y en sus declaraciones se quejó de que la policía no estuviera realizando un trabajo apropiado. “Ahí están estacionadas las motos acuáticas en la orilla. ¿Acaso las están usando? ¡Están perdiendo un valioso tiempo en el que podrían hallar a nuestros familiares! ¡Hago una llamado al Ministro del Interior para que haga algo!”, dijo enérgico e indignado. No habían pasado 30 minutos y la playa se llenó de policías. Las motos acuáticas recorrían el mar. Llegaron 2 helicópteros. De uno bajó el Ministro del Interior en aquel momento, Wilfredo Pedraza. Parecía que el operativo de búsqueda realmente había empezado. Unas horas después encontraban vivas a 5 de las 7 personas que iban en el globo.

https://rpp.pe/lima/actualidad/hallan-con-vida-a-cinco-pasajeros-de-globo-siniestrado-noticia-589771     

Pese a que lamentablemente no se pudo rescatar a tiempo a las otras 2 personas, el medio sirvió. El medio estuvo a disposición de los familiares y permitió que se fortaleciera esa búsqueda. Y es que ese es el poder que tiene un medio de comunicación y es ese el mejor uso que se le puede dar: ponerlo a disposición de la población. Una lección, y un valor, que como comunicadores nunca, nunca debemos olvidar.

Nighel Schiaffino

Docente de Radio Informativa y del Taller de Periodismo para Multiplataformas.

leave a reply