Cuco en el Happy Ending Fest 2019

Cientos de almas adolescentes vibrantes cantando al unísono temas entre español e inglés, con melodías entre vaporwave, pop y trap. Se trata de Cuco en Lima el pasado 03 de abril, de regreso en su gira por sudamérica, tras una pausa por el accidente automovilístico que tuvo en EE. UU

Luego de las presentaciones de las grandes bandas locales, completas revelaciones del 2018, Santa Madero y Diego Trip, se generó la euforia por parte de las más de mil personas atiborradas preparadas a entregarse a ese “filin” que transmiten las melodías del heredero bedroom pop de Juan Gabriel. Desde las lejanas tierras de los Beach Boys, California, llega Omar Banos. Se siente impregnado dentro de sus producciones ese sabor mexicano de baladas o rancheras, también en las letras, que tratan diversas visiones sobre el amor y las relaciones. Y es por sus orígenes provenientes del país de las enchiladas y el mezcal, innovadas por el choque con la cultura americana y el proceso recurrente que más músicos toman hoy en día: Producirse ellos mismo, empezar de cero desde su habitación, publicar y progresar, hacerte tu propio lugar en la escena y conquistar el mundo.

La velada empezó con los muchachos de la banda tocando una instrumental bastante psicodélica con Cuco en la batería, para después dejársela a su “carnal” y empezar la jornada musical, entregándose al público con temas como “Summer Time High Time” y “Lo Que Siento”.

La agradable colaboración de la noche fue en el tema “Amor De Siempre”, un entremés en donde Diego Trip entrelazó su voz con la de Cuco. Entre cada verso se notaba que ambos sentían fluir esa energía, tan solo disipada por las gargantas de esa audiencia enardecida porque en sus mentes se hilvanaban los recuerdos personales o experiencias relacionadas a las letras  y la romántica musicalización de sus vidas, que ya podían sentir en carne propia durante el show de una hora y media de duración.

Al acabar, con todos coreando “¡Cuco no se va!” parecía que se difuminaban las chances de que tocaran un encore. Se abrieron las puertas para que se retire la masa, en su mayoría adolescente, cuando de pronto volvieron para un tema más. Todos felices regresaron a sus puestos, donde se predisponían a seguir saltando y disfrutando. El cover de “Sufre Mamón” de Los Hombres G fue el elegido. Ya se había visto que en otros festivales venía versionando este tema, bastante reproducido en radios peruanas, sin embargo, Cuco lograba darle la frescura necesaria y el goce se sentía nuevo.

Fueron retirándose ya, cerca las 10:30 pm, los asistentes complacidos por el romántico canturreo, resople de trompeta, sonidos psicodélicos y entrega musical del joven chicano de 20 años, quien prometió volver con el mismo cariño de siempre. El entusiasmo embargó a los miembros de la banda tanto que sujetaron nuestra bandera bicolor y vitorearon al Perú tanto como sus fans a su música.

Alejandro Barboza Mendoza
Taller IX ciclo

 

leave a reply