Vemos Radio

Qué duda cabe que la radio se ha ido adaptando a las exigencias y tendencias de la tecnología que llega sin licencia.

Hasta hace poco tiempo la simple pregunta: ¿Vemos radio? Era inimaginable, esto no es posible aseguraban enfáticamente muchos, pero lo cierto es que las transmisiones en vivo vía web ya se han posicionado.

Recuerdo la  anécdota de radio capital, la primera vez  que se transmitió en vivo, gracias a la cámara web ubicada en la cabina, detalles más detalles menos, nadie recibió instrucción alguna, la idea loca de un grupo de recién egresados de periodismo, fue el salto para que los oyentes pudieran ver lo que ahí pasaba, claro que en la primera oportunidad el audio no estaba  sincronizado con la consola  y más de una frase inapropiada se dejó escuchar…minutos después la voz enérgica del jefe exigió que se tomen todas las precauciones para evitar cualquier exabrupto… En fin, como dicen ensayo y error.

Con la cámara registrando el ingreso de los conductores era necesario un pequeño retoque en la cara y cierto cuidado con lo que se llevaba puesto, hasta que la costumbre hizo lo suyo.

Visitar la página web de una radio permitía conocer al locutor y ver a los invitados quienes no dudaban en enviar besos a la cámara…el misterio de cómo será aquel que tiene el programa por la mañana, tarde o noche de mi radio o programa favorito, se iba develando poco a poco, pues fue un proceso lento hasta que cada emisora cuente con esta ventaja desventajosa para algunos.

Años después sin un final a puertas, vemos qué pasa en una cabina desde la pantalla de un televisor y no necesariamente desde el monitor del pc.

Qué pasará con los contenidos de la radio, ¿estará pensada en quién escucha o en quién ve? Pues ahora sin querer queriendo, uno que otro conductor parece olvidar que son más los oyentes y lanzan frases como “veamos el siguiente informe, te estamos viendo” como si se tratara de televisión, cuando la esencia de la radio es acompañar con la voz y no en su totalidad con imágenes.

Nelly Tejada

Docente del Taller de IV y IX Ciclo.

 

leave a reply